Iglesias: “No tenemos la fuerza suficiente, pero podemos cambiar algunas cosas si gobernamos” | España

0

Pablo Iglesias ha celebrado este miércoles el aniversario del 15M en un mitin de campaña en Pamplona. Han pasado ocho años de aquel movimiento de “indignados” del que surgió Podemos, el partido que lidera. Y cinco desde que un joven profesor universitario con coleta irrumpiera en la política española sumando cinco eurodiputados. “Algunos dirigentes de los partidos que mandaban entonces dijeron de manera muy arrogante que si queríamos hacer política no lo hiciéramos solo desde las plazas, que montáramos un partido y nos presentáramos a las elecciones. Quizá hoy se arrepentirían de habernos dado esa idea”, ha recordado el dirigente. Después de un lustro, Iglesias negocia con Pedro Sánchez un posible Gobierno de coalición, el que sería el primero de estas características en la historia reciente de España. “Somos conscientes de que no lo podremos cambiar todo, no tenemos la fuerza suficiente, pero podemos cambiar algunas cosas si gobernamos”.

“Viene la segunda parte de la película”, ha anunciado Iglesias. La campaña electoral fue una prueba de fuego para Iglesias. La peor de las encuestas llegó a restarle más de la mitad de la representación parlamentaria que consiguió en 2016 (71 diputados). Sumó 42, suficientes para levantar el teléfono y proponerle al presidente en funciones un pacto que no se limite al Parlamento, que permita a Unidas Podemos entrar en el Ejecutivo.

Iglesias se muestra convencido de que la negociación dará sus frutos. No será hasta después del 26-M, cuando se conozcan los resultados de las elecciones autonómicas, municipales y europeas. Augura una etapa de presiones. Es el argumento detrás del que se sitúa ante un previsible fracaso del proceso. “Es normal, si no las hubiera lo estaríamos haciendo mal. Los poderes económicos saben elegir a sus amigos y a sus adversarios”, ha dicho. El banco Santander y la CEOE aparecen en todas sus intervenciones desde el 28-A. Los de arriba, los poderosos volvieron a la dialéctica de Podemos el pasado 23 de marzo cuando Iglesias regresó de su permiso de paternidad. “Limitar el poder de los grandes y agrandar el poder de los pequeños es nuestro mayor principio ideológico”, ha reiterado en la capital navarra.

Hasta que se conozca el desenlace de la negociación de Gobierno, Iglesias no quita ojo a una campaña con cuyos resultados quieren terminar de convencer al PSOE de que su alianza no es solo estatal, también regional. “Un Gobierno donde se coopere y dialogue es un Gobierno que todo el mundo entiende que es mejor”, ha afirmado el dirigente. “Se acabó el Gobierno de ordeno y mando”. La cita la repite en las ciudades que visita desde que comenzara esta nueva carrera electoral. El PSOE podría gobernar en 10 de las 12 autonomías con elecciones, según el CIS, y Unidas Podemos quiere convertirse en la llave de Gobierno en estos territorios.

La evolución de Podemos

Iglesias ha aprovechado el mitin en Pamplona para vincular los cambios que se han producido en España al nacimiento y evolución de Podemos. “La palabra plurinacionalidad se escucha en todo el país, es sinónimo de fraternidad y nos encanta decir que defendemos el autogobierno en Iruña, en Bilbao y en Madrid”, ha defendido. Es la misma estrategia a la que recurre cuando visita Cataluña y propone como única salida al conflicto independentista “el diálogo y un referéndum pactado”.

“Se acabó el bipartidismo, no solo ha terminado la etapa en la que dos partidos se repartían el poder, también que puedan seguir acordando lo fundamental de las políticas económicas, ya no se lo pueden permitir”, ha proseguido. Iglesias ha llegado a defender que gracias a la existencia de Podemos, Pedro Sánchez ganó las primarias del PSOE y se convirtió en secretario general. “Las primarias ahora se hacen en todos los partidos, hasta en el PP. Cambiaron cosas en el PSOE, para bien. Yo vi cómo los poderes económicos atacaban la candidatura de Sánchez en las primarias. Si la militancia pudo vencer a los poderes a lo mejor fue porque Podemos existía y habían cambiado algunas cosas en España”, ha argumentado.

“Nos atrevimos a decir la verdad en los momentos difíciles, cuando se vendía en los medios que Ciudadanos era progresista era mentira”, ha relatado. “Hoy nadie se atreve decirlo. Fue emocionante escuchar en la sede del PSOE: ‘Con Rivera ni se te ocurra”, ha hecho su particular versión de la noche electoral en la que la militancia socialista le gritó a Sánchez “Con Rivera, no”, para que el presidente en funciones no pactara con el líder liberal una coalición de Gobierno.


Source link

Leave A Reply

Your email address will not be published.